La RadioFrecuencia

Procedimientos y sesiones.

La Radiofrecuencia provoca un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo lo que causa movimiento de rotación de las moléculas que producen calor.

Los dos tipos de radiofrecuencias utilizadas son: Bipolar, que genera un calentamiento superficial en la piel; y la Unipolar que actúa sobre el tejido adiposo. Los aparatos de radiofrecuencias tienen cabezales, y así se podrá aplicar energía a distintas profundidades para poder tratar distintos tipos de celulitis, y también de laxitud facial y de otras partes del cuerpo.

Se trata de un procedimiento sencillo, previamente se toma fotos y se marca la zona con un rotulador quirúrgico. Después se aplica sobre la piel limpia un aceite y se aplica la energía a través de un cabezal de tratamiento que se lo mueve sobre la piel, evitando abrasiones y quemaduras de la piel.

Después de la sesión se aplica un gel de Aloe Vera en las zonas tratadas, también debe beber agua abundantemente después de la sesión porque ayudará a un óptimo resultado.

Existe una gran ventaja en tratar la flacidez con radiofrecuencias porque se puede continuar con la vida normal inmediatamente después del tratamiento, hasta es posible tomar el sol sin ningún problema siempre que tenga una protección adecuada.

La duración del tratamiento depende del tamaño de la zona que se va a tratar. Entre 25 y 30 minutos las zonas pequeñas como abdomen y brazos. Y de 45 a 50 minutos para las zonas más amplias.

El número de sesiones también es variable dependiendo del estado del paciente y la exigencia del mismo, pero pueden considerarse entre 4 y 6 para facial como en la papada, y entre 6 y 10 para tratamientos corporales.

El procedimiento es bien tolerado y no necesita de anestesia, ya que solo se siente calor y solo los pacientes con celulitis muy dolorosas pueden llegar a sentir un poco de dolor con el tratamiento debido a la fricción del cabezal en algunas zonas.

Resultados de la Radiofrecuencia

El resultado inmediato de la aplicación de la Radiofrecuencia es la retracción del colágeno, con cierta rapidez según los casos, y lo que se pretende es conseguir que gradualmente el colágeno profundo se reestructure formándose nuevas fibras que sustituyan a las ya envejecidas y se produzcan tejidos más elásticos que favorezcan la homeostasis, produciéndose así una piel más tersa junto con un reducción de arrugas y flacidez.

El efecto se apreciará en forma gradual a partir de un mes de tratamiento, pero podría tomar de dos a cuatro meses para ver más resultados.

Posibles efectos secundarios y contraindicaciones de la Terapia de Radiofrecuencia

Productos para Terapia de Radiofrecuencia.