Uso del Láser en la Medicina

Es bueno conocer por parte del médico especialista en cualquier rama, las enfermedades que podemos tratar con láser de baja potencia por especialidades, para poder remitir los casos tributarios de esta terapéutica:

  • En O.R.L. tenemos las sinusopatías de causa infecciosa o alérgica, rinitis alérgica, faringitis, amigdalitis, hipoacusia y sordera súbita, acúfenos de causa vascular, otitis media y traumatismos de la oreja.
  • En ginecología: cervicitis, ectopias, bartolinitis, vulvitis, úlcera vulvar, rafias, mastitis, displasia mamaria, inflamación pélvica y herpes genital.
  • En neurología: parálisis facial periférica, neuralgia del trigémino, neuralgia intercostal y neuritis postherpética.
  • En caumatología: úlceras por quemaduras y quemaduras por fricción.
  • En angiología: úlcera vascular, trombosis venosa y mal perforante plantar.
  • En proctología: fisura anal, trombosis hemorroidal, hemorroides externas y quiste pilonidal.
  • En estomatología: gingivitis, alveolitis, aftas bucales, síndrome ATM, absceso peridental y trismo.
  • En cirugía: heridas dehiscentes, granuloma a cuerpo extraño, cicatrices y queloides recientes, sufrimiento de piel, cicatrices post-cirugía estética, úlceras por presión, abscesos y paroniquia.
  • En ortopedia y traumatología: epicondilitis, epitrocleitis, sacrolumbalgia, tendinitis, cervicalgia, cervicobraquialgia, bursitis, gonalgia, hombro doloroso, fascitis plantar, espolón calcáneo, síndrome post-fracturas, ganglión del carpo y otras afecciones del SOMA.
  • En urología: balanitis, orquitis, epididimitis, enfermedad de Peyronie y herpes genital.
  • En medicina tradicional (laserpuntura): migraña, asma bronquial, estrés, neuralgias, parálisis de Bell, afecciones del Soma, afecciones O.R.L, entre otras.
  • En dermatología: herpes simple, herpes zoster, acné inflamatorio, acné rosácea, micosis superficial, dermatitis o eczemas, piodermitis, forúnculos, alopecia areata reciente.

Láseres más usados en medicina

Los láseres de baja potencia más usados en la historia de la Medicina con fines terapéuticos son:

Láser de Helio-neón (HeNe):
Este fue el primer láser de gas que se construyó. Es un láser atómico, puede generar varias longitudes de ondas, pero la más usada es la de 632,8 nm (rojo). Está compuesto por dos gases nobles con predominio del He (90%) frente al Ne (10%). Su excitación se produce por una descarga eléctrica.

Sus principales aplicaciones se presentan en el campo de la metrología, la holografía y la interferometría holográfica. Por ejemplo, en la realización de pruebas mecánicas no destructivas para verificar el estado de fatiga de tanques de alta presión, estructuras mecánicas y llantas de avión. Los láseres de He-Ne han sido utilizados también con gran éxito en aplicaciones médicas; en dermatología para el tratamiento de lesiones en la piel o para estimular la regeneración en tejidos dañados, en acupuntura y en alivio de dolores, pero ya está siendo reemplazado en muchos de estos tratamientos por diodos láseres visibles.

Láser Semiconductor:
Son aquellas sustancias que sin ser aislantes poseen una conductividad menor a los metales. El diodo más utilizado en la actualidad es el de arseniuro de galio (AsGa), que puede presentarse en el mercado con diferentes longitudes de onda.

AsGa con l= 780, 830 y 904nm (láseres infrarrojos).
AsGa con l= 630, 633, 650 y 670 nm (láseres rojos).

El medio activo es una unión p-n en la cual mediante el paso de una corriente superior a un umbral dado, se produce la inversión de la población a través de una recombinación de portadores de carga, liberándose energía en la unión en forma de fotones, los cuales son reflejados en las caras pulidas de nuevo hacia la unión provocando la retro-alimentación óptica necesaria para sostener la emisión. Pueden funcionar en modo CW (Continuous way o régimen contínuo) con una eficiencia muy superior al 50%.

Indicaciones y Contraindicaciones del Láser Terapéutico

Esta terapia está indicada en enfermedades de cualquier sistema de nuestra economía que cursen con inflamación, dolor o trastornos de la reparación tisular. Todo proceder terapéutico por muy inocuo que siempre sea tendrá sus contraindicaciones, las cuales pueden dividirse en absolutas y relativas debido a los criterios que encontramos en las diferentes escuelas.

Dentro del primer grupo tenemos la retina, ya que si la irradiación traspasa el medio transparente del ojo, se absorbe y deposita en la misma produciéndose un proceso degenerativo que puede llevar a la ceguera irreversible. Todo ello si la irradiación fuese puntiforme e incidiera directamente en ella. Si fuese a través de la fibra óptica o a distancia el daño no llegaría a producirse. Teniendo en cuenta las medidas de protección indicadas no hay peligro de daño ocular ni para el enfermo ni para el terapeuta.

Dentro del segundo grupo tenemos los procesos neoplásicos. El efecto bioestimulador del láser se produce a través de la aceleración de la mitosis celular, es decir, aumentando el número de células; lo cual desconocemos si sucediese irradiando células enfermas neoplásicas, por lo que existen diversos criterios al respecto. Recomendamos no usarlo sobre los tumores, pero si pueden tratarse procesos a distancia y no relacionados con la lesión primaria. No debe emplearse en los procesos sépticos agudos, hay pruebas "in vitro" que demuestran que irradiando focos bacterianos se puede producir una aceleración y extensión del problema, pero en experimentos "in vivo" no hay nada categóricamente demostrado, por tanto, puede ser utilizado sin antibioticoterapia con resultados positivos. Recomendamos no usarlo en procesos sépticos generalizados. En el embarazo parece improbable que pueda afectar al feto, pero nunca debemos irradiar el vientre grávido y no usar puntos de acupuntura abortivos. Puede usarse en zonas afectadas alejadas del abdomen.

En la literatura mundial existen otros criterios médicos para el no uso de dicha terapia. Sin apoyo científico se ha planteado la posibilidad del calentamiento de prótesis metálicas o DIU (dispositivos intrauterinos de cobre o metal), de igual modo sucede con pacientes epilépticos y los que utilizan marcapasos, lo que ha quedado descartado en la actualidad. Siempre debemos tener en cuenta que el paciente esté compensado de su enfermedad de base. No constituye riesgo el uso de fármacos fotosensibilizantes, aunque algunos medicamentos como los esteroides, la quinacrina y los antipalúdicos pueden aumentar la absorción de la radiación láser; por tanto, hay que manejar dosis bajas en estos casos.

No tratamos con láser terapéutico directamente los órganos internos, sólo órganos que tengan cavidades externas o mediante puntos de acupuntura relacionados con estos órganos. Se puede aplicar en forma intracavitaria mediante el uso de la fibra óptica de un láser rojo.

*Los productos en esta categoría no tienen la intención de diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, consulte a su médico o profesional de la salud antes de decidir utilizarlos.
Si usted es médico o profesional de la salud, debe ejercer su propio criterio para determinar si estos productos son apropiados para su uso o para sus pacientes. Los resultados pueden variar de persona a persona.

Láser SL-50
Láser SL-50
Tratamiento de acné, anti-envejecimiento, arrugas, dolor, heridas, acupuntura y problemas relacionados con la piel. 8 puntos de luz laser rojo x 660nm 5mw. 4 puntos de luz laser infrarrojo de 790nm 5mw (no visible al ojo humano). Viene con un temporizador programable para tratamient...
Nuestro Precio: USD790.00
Leer más
Comprar
Vita-650 Laser
Vita-650 Laser
Vita-650 ofrece tratamiento con láser continuo con la opción de 5 o 10 minutos. Clase III A, multifuncional láser frío. 5 mw láser frío con diodos de estado sólido. Dispone de dos cabezales intercambiables - punta fina y para zonas amplias. ...
Nuestro Precio: USD435.00
Leer más
Comprar